¿Por qué incorporar tecnología para gestionar el área de Calidad en un laboratorio?

//¿Por qué incorporar tecnología para gestionar el área de Calidad en un laboratorio? 

¿Por qué incorporar tecnología para gestionar el área de Calidad en un laboratorio?

Conoce cuál es la importancia de integrar sistemas tecnológicos en el área de calidad de un laboratorio, que atraviese todos sus procesos hasta el producto final.

Actualmente, el nivel de exigencia tanto de las industrias como de clientes y consumidores ha sido factor clave para que los laboratorios cumplan por encima de los requerimientos óptimos en los productos y/o servicios que proporcionan. Por ello, los controles de calidad de los laboratorios se centran en otorgar un valor agregado, es decir, mayor seguridad y continuo perfeccionamiento de lo que se está creando u ofreciendo.

El área de calidad en un laboratorio es imprescindible ya que asegura la precisión, exactitud y fiabilidad de los análisis, pruebas y resultados de las diferentes actividades o funciones. El objetivo de la calidad es aumentar el rendimiento y eficacia de todos los procesos a través de la detección de errores o riesgos, ya que un error puede afectar significativamente el producto final y, por ende, resultar en un incremento en la inversión de dinero y de tiempo. Si los errores no se solucionan a tiempo, se puede perjudicar la imagen que el laboratorio refleja hacia sus clientes internos y externos.

Para obtener un «resultado de calidad» se necesita optimizar cada uno de los procedimientos que conlleva conseguir ese producto. Esto se debe entender como un todo, ya que son piezas que se unen para lograr un objetivo en específico. Así, cada uno de los procesos requiere ser controlado con el fin de lograr la calidad solicitada, es decir, se debe tener la certeza y seguridad de que los procesos cumplan con las especificaciones.

Una adecuada gestión de la calidad a través de herramientas tecnológicas que faciliten y perfeccionen los procesos actuales, proporciona beneficios para los laboratorios como los siguientes.

  • Obtención de procesos simplificados que facilitan la exactitud del trabajo.
  • Reducción de errores al lograr un alto nivel de fiabilidad y precisión.
  • Disminución de procedimientos repetitivos o que fueron rechazados; lo que reduce el tiempo empleado para dichas tareas.
  • Anticipación o prevención de errores a través del análisis y comparación de resultados.
  • Rapidez en la entrega de resultados a clientes.
  • Producción de productos de acuerdo con determinados estándares reglamentarios.
  • Facilidad de adaptación y entendimiento de los usuarios.
  • Documentación efectiva de las prácticas de laboratorio.
  • Mejora continua de técnicas y procesos de producción.

Integración de la tecnología en el Sistema de Gestión de Calidad de los laboratorios

En la actualidad, la tecnología ha podido optimizar procesos con el fin de cubrir la creciente demanda de un mundo globalizado. Principalmente, los laboratorios deben combinar sistemas tecnológicos de última generación que faciliten la gestión de la calidad en los procesos internos y externos.

Para ello, existen soluciones informáticas integrales que gestionan las áreas de Aseguramiento y Control de la Calidad, Investigación & Desarrollo, y Asuntos regulatorios. Estos sistemas se adecuan a las necesidades actuales del laboratorio ya que, por ejemplo, controlan y administran los registros históricos de las pruebas, análisis, estudios, cálculos, resultados, validaciones, entre otros, que se han realizado.

Al incorporar tecnología en los procesos del laboratorio se garantiza una mejora en la estructura, organización y funcionamiento de éste porque facilita el acceso e identificación de datos para obtener resultados de excelencia y, sobre todo, detectar errores para corregirlos de inmediato.

Algo muy importante para destacar, es que los proveedores de estos sistemas deben cumplir con las exigencias requeridas por los laboratorios de certificaciones de normas como las ISO 9001 (Sistema de Gestión de la Calidad) e ISO 27001 (Sistema de Gestión de Seguridad de la Información), y la norma 21 CFR parte 11 FDA.  Con estas normas y la posibilidad de realizar validaciones a través del sistema, los laboratorios demuestran que sus productos finales son de confianza, que se rigen por reglamentaciones y estándares que están en constante inspección para mantener una mejora progresiva, y que sus técnicas son seguras y adecuadas.

No obstante, cuando se integran todas las áreas en un mismo sistema, aumentan las oportunidades de garantizar que los procedimientos y funcionalidades sean comprensibles, prácticas y adecuadas para el equipo de trabajo. En este caso, no solo se debe depender de la tecnología, sino también se requiere integrar un personal cualificado que facilite la resolución efectiva de problemas y esté capacitado para las tareas.

Ya que los laboratorios tienen modelos complejos de desarrollo de funciones, el área de calidad proporciona precisión y eficiencia para desarrollar sus actividades conforme a las normas de calidad ya establecidas con la ayuda de sistemas informáticos que le ayuden a integrar cada uno de sus procesos. La calidad en los resultados o productos finales es fundamental para seguir mejorando a fin de tener una presencia en el mercado globalizado.

2019-01-21T12:32:48-03:00 enero 21st, 2019|Categories: Todas|